seguros de responsabilidad civil
900 522 001        
QUÉ ES RESPONSABILIDAD CIVIL
BUSCAR
CALCULE SU SEGURO DE RESPONSABILIDAD CIVIL
Presupuestos ofrecidos esta semana: 43
Array
(
    [0] => 23
    [cantidadsem] => 23
)
Presupuestos ofrecidos este mes: 85

FRANQUICIAS SEGURO RESPONSABILIDAD CIVIL


La franquicia es la cantidad fija o porcentual fijada en póliza que en caso de siniestro siempre asumirá el asegurado. Su objetivo es doble, por un lado concienciar al mismo de su obligación de tener cuidado con lo que hace, pues si hay un siniestro algo le va a costar (si el siniestro es pequeño, ocurre con frecuencia que solo lo pague él); por otro lado se trata de evitar los costes de tramitación de siniestros de poca importancia para la economía de la empresa o del autónomo, que a la larga incrementarían de forma muy importante el coste de las pólizas.

Si por ejemplo somos una empresa de reformas y tenemos una franquicia de 600 €, en caso de siniestro, si la cuantía del mismo no alcanza este importe, solo pagaremos nosotros, si por el contrario el siniestro es de 12.000 €, nosotros pagaremos los primeros 600 € y la compañía los 11.400 € restantes. Se sobreentiende que 600 € es una cuantía “asumible” sin poner en peligro la actividad, mientras que 12.000€ o 18.000 €, si puede suponer un quebranto importante, y no digamos si se nos condena a pagar la indemnización de un trabajador fallecido por 150.000 €.

Las franquicias se suelen expresar de dos formas:
  • Una cantidad fija predeterminada.
  • Una cantidad porcentual, con un mínimo y normalmente con un máximo. Por ejemplo 10% del siniestro con mínimo de 600 € y máximo de 1.500.

Esto lo que quiere decir es que si tenemos un siniestro de 2.000 €, el 10% son 200 €, pero como tenemos un mínimo de 600 €, estos son los que se aplicarán. Al contrario, tenemos un siniestro de 30.000 €, el 10% son 3.000 €, pero como tenemos un máximo de 1.500 €, solo nos haremos cargo de esta cuantía.

La práctica habitual, aunque hay excepciones, es que las franquicias se apliquen solo a los daños materiales o a los patrimoniales puros, no a los personales.

Hay compañías que ofrecen la posibilidad de aumentar la franquicia y a cambio rebajar en algo la prima, sin embargo nuestra experiencia en la actualidad, es que rara vez compensa, pues a cambio de doblar la franquicia, la disminución de la prima rara vez es superior a un 5%.

Las exclusiones

El seguro es un contrato (aunque sea de los denominados de adhesión, pues una de las partes establece las condiciones y la otra las acepta o no, con poco margen de negociación) y en consecuencia cubre lo que en el se diga, y excluye lo que específicamente esté indicado.

Precisamente por ser de adhesión, en caso de conflicto entre las partes, la justicia suele inclinarse a favor del asegurado, por considerarlo la parte más débil en la relación.

Ahora bien, lo que este específicamente excluido, deberá ser muy tenido en cuenta a la hora de contratar, pues en ocasiones por mala información o formación del que presenta el seguro, se excluye precisamente lo que se quería cubrir, por ejemplo una empresa de derribos tenía aseguradas las retroexcavadoras con una póliza de responsabilidad civil de trabajos, el cliente pensó durante años que estaba bien asegurado, hasta que un día descubrió que se excluían específicamente los trabajos de derribo.

Aunque desde hace ya muchos años, las compañías remarcan adecuadamente las exclusiones, a veces las mismas se encuentran “escondidas” en las coberturas. Por ejemplo, la garantía de daños a conducciones subterráneas establecen que para que se encuentre operativa, se deberá haber solicitado previamente la información a las empresas que pudiesen ser afectadas, luz, agua, gas, telefonía, etc.. sobre si existen conducciones propias en el lugar en que van a realizar los trabajos y donde se encuentran las mismas. Si no se solicita de forma fehaciente, entonces la garantía (por la que si se ha pagado) no estará realmente en vigor.

Una de las mayores fuentes de conflicto entre compañías y asegurados se produce cuando el hecho o las circunstancias del siniestro, no se encuentran ni específicamente garantizados ni específicamente excluidos. El seguro, como todo contrato, es interpretable y cada parte tiende a defender sus intereses, de ahí que con cierta frecuencia muchos de estos conflictos terminen en los tribunales, para que sean ello, los que establezcan lo que a priori es una interpretación imparcial.

Hay que tener en cuenta, que hasta en los mal llamados Todo Riesgo, siempre hay exclusiones, es más, en los mercados anglosajones, normalmente las definiciones de las garantías son escuetas aunque muy genéricas, del tipo, se cubre todo lo relacionado con una determinada actividad, salvo lo específicamente excluido y ahí nos encontramos con folios y folios de exclusiones, la ventaja es que si el hecho no se encuentra relacionado en las mismas, tiene cobertura autómática.

SEGUROS DE RESPONSABILIDAD CIVIL

RESPONSABILIDAD CIVIL AUTÓNOMOS
RESPONSABILIDAD CIVIL EMPRESAS
ASOCIACIONES Y ONG´S
ENTIDADES PÚBLICAS
RESPONSABILIDAD CIVIL PROFESIONAL
QUÉ ES RESPONSABILIDAD CIVIL
PREGUNTAS FRECUENTES
RESPONSABILIDAD CIVIL CONSTRUCCIÓN
Seguros responsabilidad civil | Aviso legal | Seguro de responsabilidad civil
CONSULTORÍA/ASESORIA/ SERV. EXTERNALIZADOS
RESPONSABILIDAD CIVIL INFORMÁTICA
MEDICOS/TERAPIAS ALTERNATIVAS
RESPONSABILIDAD CIVIL JURÍDICA
MARKETING, PUBLICIDAD, MEDIOS DE COMUNICACIÓN
EVENTOS / OCIO / TIEMPO LIBRE
Seguro responsabilidad civil otras actividades
CONTACTAR
SEGURO RESPONSABILIDAD CIVIL ALFARISK - 900 522 001




Alfarisk especializada en la venta de seguros de responsabilidad civil por Internet. Calcule su seguro de responsabilidad civil al momento en nuestra Web